Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Blogs 5m

DRP - Disaster Recovery Plan

¿Qué es un Plan de Recuperación de Desastres (DRP)?


(DRP, por sus siglas en inglés, Disaster Recovery Plan) es un componente fundamental de la gestión de tecnologías de información, su objetivo es garantizar la continuidad del negocio y la recuperación de los sistemas informáticos junto con sus datos, ante la presencia de una contingencia o un desastre.

Básicamente existen ocho aspectos que integran un Plan de Recuperación de Desastres:

1. Identificación de riesgos:

El primer paso consiste en identificar los posibles escenarios que podrían afectar las operaciones tecnológicas de la empresa. Estos pueden incluir desastres naturales (terremotos, incendios, inundaciones), fallas de infraestructura, ciberataques, errores humanos, entre otros.

2. Evaluación del impacto:

Se debe determinar el impacto potencial de estos desastres en las operaciones de la organización, evaluando cómo la pérdida o interrupción de los sistemas, datos o servicios críticos, afectarían la continuidad del negocio y su reputación.

3. Definición de objetivos:

Se requiere establecer cuánto tiempo se puede permitir la interrupción de las operaciones y cuántos datos se pueden perder antes de que afecte significativamente al negocio. Esto se conoce como RTO (Recovery Time Objective) y RPO (Recovery Point Objective).

4. Diseño de estrategias:

Las cuales pueden incluir la implementación de redundancias, la configuración de sitios de recuperación, la realización de copias de seguridad, la virtualización de servidores, entre otras medidas.

5. Planificación de recursos:

Es importante asegurarse de que la infraestructura, los recursos humanos y las herramientas necesarias estén disponibles para implementar el plan en el momento necesario, considerando la adquisición de hardware y software de respaldo, la capacitación del personal y la asignación de roles y responsabilidades claras.

6. Documentación y comunicación:

El plan debe estar documentado de manera clara y accesible para todo el personal relevante y debe establecer un proceso de comunicación que incluya la notificación de la interrupción, la activación del DRP y la coordinación de esfuerzos.

7. Pruebas y mantenimiento:

Es esencial realizar pruebas periódicas del plan para asegurarse de que funcione de manera efectiva. Además, el DRP debe actualizarse regularmente para reflejar cambios en la infraestructura de TI y en los riesgos identificados.

8. Evaluación post-desastre:

Después de la recuperación, es importante realizar una revisión post-desastre para evaluar la efectividad del plan y determinar qué mejoras son necesarias.

Un DRP es una inversión fundamental para proteger el negocio y garantizar su continuidad en un mundo cada vez más complejo e interconectado.

¡Proteja su negocio hoy mismo!

Llame ahora a nuestros expertos en DRP y obtenga más información sobre cómo podemos ayudarlo a crear un plan personalizado para su organización.

¡No espere a que ocurra un desastre para actuar!

Un plan de recuperación de desastres es una inversión esencial para el futuro de su negocio. Estamos listos para asesorarte.

Más en nuestro blog empresarial

Te invitamos a qué nos sigas en Redes Sociales:

Instagram | Facebook | Linkedin | Mail

Logo STAFF IT

GRACIAS

Hemos recibido tu información.

En breve nos comunicaremos contigo.